En más de una ocasión me han preguntado y pedido mi opinión sobre si existe el destino, en ocasiones buscando respuestas, o simplemente un sentido a sus preocupaciones personales.

“Se conoce como destino a la fuerza sobrenatural que actúa sobre los seres humanos y los hechos que éstos enfrentan a lo largo de su existencia. Sería como una sucesión inevitable de acontecimientos de los que nadie podría escapar. Nos vendría a decir esta definición, que nada ocurre por azar, sino que todo tiene una causa ya predestinada, es decir, los acontecimientos no surgen de la nada, sino de esta fuerza desconocida”

Según la corriente filosófica del determinismo, todos los pensamientos y acciones humanas se encuentran causalmente determinados por una cadena de causa y consecuencia. Entonces, ¿es totalmente aleatorio nuestro destino o ya lo tenemos preestablecido?

En mi opinión, creo que nuestra vida está determinada por las acciones que hacemos y sus consecuencias. Creo en el libre albedrío del ser humano, que no es otra cosa que elegir entre el bien y el mal, que lo hacemos a cada instante, y en función de estas decisiones se va construyendo nuestra vida y nuestra realidad. Si creyéramos que todo está escrito, tendríamos que mantener que el hombre está exento de responsabilidad y las responsabilidades son las que, al fin y al cabo, dan sentido a nuestra vida. Sin ellas, seríamos como robots, que se mueven de forma mecánica al son de lo que alguien algún día escribió.

Pero también nuestros actos son “supervisados” continuamente, y estamos sometidos a infinidad de pruebas cotidianas, destinadas a comprobar si vamos aprendiendo las lecciones que hemos venido a aprender o no, es decir, si vamos evolucionando y creciendo de forma espiritual.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *